GPS_Query Performance

Algo tan  necesario como medir los impactos de un cambio en nuestra plataforma de base de datos, ya sea por un upgrade de versión, cambios en la parametrización o cambios en la arquitectura, supone una importante tarea para los equipos de base de datos y desarrollo. Minimizar riegos, anticipar los problemas, medir el impacto y por supuesto, reducir los tiempos de esta evaluación son el objeto de esta herramienta.*

Testar, medir y comparar, el comportamiento de un conjunto de querys (Work) en un entorno dado, y el comportamiento del mismo Work en otro entorno posible y/o futuro entorno, es nuestro propósito.

Works- El epicentro: La herramienta Query Perfomance de GPS, capturará un conjunto de consultas a la base de datos desde distintas fuentes (memoria, AWR, STS,…) así como las estadísticas de las mismas. Este será nuestro punto de partida, desde aquí estableceremos la comparativa de esa foto de resultados (snapshot) frente a la que obtendremos ejecutando el conjunto de queries (Work)  en el nuevo o futuro entorno.

Qué hace?

 Nuestra herramienta recogerá los datos del sistema actual, sus estadísticas, tiempos y fotos necesarias para comparar el antes y después. Medirá en el entorno final propuesto el comportamiento de las querys, mostrando planes de ejecución y tiempos. Esto nos evitará sorpresas en el pase a producción, permitiendo de forma rápida y ágil identificar problemas, solventarlos y anticipar mejoras o degradaciones en el servicio.

Mostraremos las diferencias en el impacto (positivos o negativos) para cada de las consultas y si se producen cambios en los planes de ejecución. Permitirá comprobar si todas las querys se ejecutan correctamente en el nuevo entorno. Así podremos realizar los ajustes (en las queries o en el entorno) que eviten degradaciones provocadas por los cambios estudiados.

Cómo lo hace?

La pieza sobre la que se articula la herramienta es el Work. Bajo este cuerpo podremos encontrar consultas y estadísticas de ejecución de las queries en un momento en el tiempo.
Las consultas que componen el Work (junto con las variables de ejecución si se utilizan) las obtendremos de uno de nuestros entornos de base de datos y si son válidas para nuestro propósito las podemos guardar como snapshot, siendo una foto del comportamiento de esas consultas en un entorno o momento dado. Una vez obtenida esta foto, podemos relanzar el conjunto de consultas contra el entorno a probar y realizar una nueva foto con sus estadísticas de ejecución.

Si el entorno de prueba es más limitado que el original, lo que podemos hacer es obtener las consultas del entorno origen (por ejemplo producción) y hacer una primera foto en el entorno de pruebas relanzando las consultas a estudiar. Una vez que hemos realizado esta primera medición,  podemos probar en el entorno de prueba con las modificaciones que necesitemos (upgrade de versión, cambio de parámetro, etc) con una nueva ejecución. De esta forma tendremos dos snapshots con un entorno similar que nos permitirá realizar la comparativa en un entorno similar, pudiendo sacar mejores conclusiones sobre el comportamiento del mismo.
Una vez que tenemos las fotos a comparar, generaremos un informe que nos permitirá comprobar de una forma gráfica como puede afectar el cambio a nuestro conjunto de consultas.

  • Actualmente solo disponible para Oracle